La industria esa vieja olvidada…

Hablemos de la industria esa vieja olvidada.

La industria esa vieja olvidada. Y competitividad. Estas dos palabras claves para los países que se quieran considerar desarrollados. No hay nada más que ver los países que están a la cabeza económica mundial (EEUU, Alemania, Francia, etc…). Y los que están llegando (China, Brasil, etc..).

Se dice que el grado de desarrollo se mide por los sectores. Un gran sector servicios es significativo del desarrollo del país. Pero se tiene que apostar, como paso previo, por el sector industrial.

En España, ¿qué vamos a comentar? Ya nos creímos líderes mundiales mientras nos olvidamos de apoyar la industria y crear una estructura de apoyo que mejorase su competitividad (reducción del coste energético, medidas laborales de flexibilidad, infraestructuras de transporte adaptadas a la industria, etc…).

Y a pesar de todo, cuando las cosas se complican más, ¡¡aumentamos las exportaciones!!

El sector industrial sigue luchando y en ocasiones triunfando. Incluso con los handicaps que hemos citado. ¿Qué no se conseguiría si existiese una política decidida de apoyo a la industria?

Si la administración (organizada y coordinadamente a todos los niveles) apostara por la industria esa vieja olvidada, otro gallo cantaría. La industria esa vieja olvidada

Sin embargo, a día de hoy, salvo honrosas excepciones, como algún ayuntamiento, el apoyo a la industria se reduce a las medidas puntuales organizadas por los fuertes lobby´s de presión tales como la industria aeronáutica y automovilística, entre otras. No hay una apuesta decidida por la industria. Y ahora, en la peor crisis económica del país, empezamos a acordamos que hay que mejorar la competitividad de la industria. Para poder exportar y reducir la escandalosa tasa de desempleo.

¡Que no se nos olvide para el futuro! La industria esa vieja olvidada crea empleo estable y de calidad (y no sólo contratos puntuales) genera riqueza y valor añadido. Y sienta las bases para el desarrollo del país y del sector servicios. En el caso del mueble, por ejemplo, organizado por “clusters” locales de empresas, es una industria muy importante para la prosperidad de esas localidades. Por ello, no se debe tirar por tierra lo que tanto esfuerzo costó crear. Y que tanta prosperidad ha dado en muchas ciudades de España. Os dejamos un enlace a un artículo interesante sobre la situación del sector, en este caso, sobre el cluster de A Estrada en Galicia (uno de tantos a nivel nacional), que demuestra el mal generalizado y la falta de una política coordinada de apoyo a la industria, y, en particular, sobre el sector del mueble.

Evidentemente, desde nuestra asociación reivindicamos un apoyo decidido hacia el sector a nivel nacional y autonómico. Se llame “Plan Renove”, se llame “Reindustrialización” o lo bautizamos como se quiera. Pero hay que apostar por la industria para regenerar la economía nacional. Ahora, o más tarde, pero la recuperación pasa por ahí, inevitablemente, cuanto antes lo hagamos, mejor.

AEMMCE, , Permalink

Deja un comentario